El supuesto correo de Diana Quer vuelve a la investigación

El juez solicita a la compañía telefónica que informe sobre quiénes y en qué fechas se hicieron los duplicados de su tarjeta

Hoy se cumplen 13 meses de la desaparición de la joven madrileña Diana Quer en las fiestas de A Pobra do Caramiñal (A Coruña). Meses atrás un correo electrónico que recibió la Asociación SOS Desaparecidos hizo saltar todas las alertas: «Hola, estoy bien necesito estar un tiempo fuera de España. Saludos, Diana Quer». Pues bien, según el auto al que tuvo acceso LA RAZÓN, el Juzgado de instrucción número 1 de Caravaca de la Cruz admitió el pasado 7 de septiembre a trámite dicho correo electrónico y solicitó que se practicasen diligencias. En concreto, especifica a Google-Gmail que «líbrese oficio (que se comunique por escrito) la identificación del número de teléfono y titular de la cuenta de correo electrónico (con el nombre de la cuenta)». También se pide a Movistar que se remita a «este Juzgado certificación acreditativa de si con anterioridad a la fecha de la desaparición de Doña Diana Quer ocurrida el 22 de agosto de 2016, este número de teléfono (acaba en 54 y su titular es la madre de Diana) tenía duplicado de tarjeta y desde qué fecha». Y se pide también a esta compañía telefónica que remita la certificación de los duplicados de tarjeta solicitados y realizados para ese número de teléfono, identificación de las personas que lo han solicitado y fecha en la que pidieron dicho duplicado o duplicados.

A raíz del auto, este periódico se puso ayer en contacto con Joaquín Amills, presidente de SOS Desaparecidos, que explicó que «ya no estamos personados. Nos retiramos de la causa hace aproximadamente 20 días». De hecho, a solicitud del abogado de la madre de Diana Quer, también «retiramos la alerta por la desaparición de la joven».

En cuanto al correo, las investigaciones y análisis realizados por Servidet Soluciones Avanzadas a solicitud de SOS Desaparecidos permitió conocer que se mandó desde una cuenta que al principio no estaba activa y que después se vinculó a un número de teléfono móvil, cuya titutar es la madre de Diana Quer. Dicho de otro modo, «no se descarta nada» sobre si el email lo mandó Diana o alguien muy próximo a la joven. Y es que la cuenta del correo de gmail desde el que lo envió es una de las cuatro cuentas que tenía la joven, aunque ésta no la usaba mucho, ya que muy poca gente tenía este correo electrónico.

En su día a Amills le llamó la atención el método empleado para el envío. «Son muchas molestias para ser una broma», afirmó. Y es que el correo se envió utilizando una técnica llamada «email-spoofing» que consiste en enviar un correo desde un servidor desde el que se puede mandar un correo sin que exista la dirección de envío. Se emplea una plataforma donde la primera pantalla que se emplea de IP es de Estados Unidos y la segunda: un servidor de Canadá. «El peritaje informático nos llevó unas tres semanas. Me llamó la atención por qué si yo tengo acceso al correo (de Diana) desde el que puedo mandar un email lo hago en cambio por email-spoofing. Diana Quer o alguien cercano a ella que conociera ese correo lo mandó», explicó ayer Alejandro Fernández, perito informático que emitió el informe sobre el correo.

Las investigaciones sobre la desaparición de la joven continúan. Con la causa judicial sobreseída provisionalmente, el delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, aseguró el pasado miércoles que «no se dio carpetazo» a las investigaciones. «El hecho de que no se publiquen noticias no quiere decir que no se esté trabajando». «Se está haciendo por los servicios centrales y también autonómicos, en distintas vías de investigación y alguna de ellas avanzadas», destacó.

 


Fuente: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *