La justicia alemana niega a unos padres el acceso a la cuenta de Facebook de su hija fallecida

  • Los padres querían acceder a los chats, pues tratan de conocer si su hija sufrió un accidente o se suicidó

La Justicia alemana ha negado a unos padres la posibilidad de averiguar si la muerte de su hija por atropello en el metro de Berlín en 2012 y a la edad de 15 años fue un accidente o se trató de un suicidio, denegándoles el acceso a su cuenta de Facebook para leer los chats.

“Estamos profundamente conmocionados con esta sentencia“, afirmaron los padres de la niña en un comunicado difundido tras el veredicto de la Audiencia Territorial de Berlín en favor de la red social. La sentencia, opuesta a la dictada en 2015 por un tribunal de primera instancia, está abierta a recurso, una posibilidad que incluso el magistrado encargado del caso, Björn Retzlaff, contempló al leer una sentencia que daba por hecho que sería difícil de entender. Pero no desde el punto de vista jurídico, sino por los antecedentes del caso y su calado humano.

Es decir, fue un error que en primera instancia se dictara a favor de los padres, quienes, ante la sospecha de que su hija decidiera quitarse la vida en una situación de acoso, solicitaron a Facebook el acceso a la cuenta de la niña con el argumento de que eran, a todos los efectos sus “herederos”. El tribunal les dio la razón, pero la red social recurrió la sentencia. La red social argumentó en segunda instancia que, al reconocer a los padres como herederos del contrato firmado con su hija y se les permitía el acceso a su cuenta, violaban los derechos de quienes se comunicaron con la fallecida. Y, ahora, la Audiencia les ha dado la razón.

“El Tribunal no ha tenido por necesario dilucidar sobre si una cuenta en Facebook es hereditaria, pues incluso aunque así fuera y la comunidad de herederos reclamara su derecho a acceder a la misma, éste le sería denegado a fin de proteger los datos y la confidencialidad de terceros pues es la Ley de Telecomunicaciones la que prevalece”, recoge la sentencia.

En primera instancia, el tribunal no vio colisión alguna con esa normativa. Consideró que el contrato con Facebook era “hereditario” y que el contenido digital debía recibir el mismo trato que una carta o un diario.

La familia no ha anunciado si recurrirá la sentencia ante el Tribunal Federal Administrativo pues “en estos momentos de tremenda frustración hemos de recuperar las fuerzas”, afirman en su comunicado. Facebook, por su parte, se felicita por la sentencia, si bien expresó sus respetos por la familia y sus deseos. “Vamos a hacer lo posible para encontrar una solución que ayude a la familia y, al mismo tiempo, se respete la esfera privada de terceros“, anunció la red social a través de sus letrados.

El presidente del Colegio de Abogados, Ulrich Schellenberg, ha declarado que el caso como el planteado por estos padres, ansiosos por entender la muerte de su hija, pone de relieve que el derecho a la confidencialidad de las comunicaciones no debe prevalecer sobre el derecho de herencia, por lo que abogó por al Legislativo a revisar la ley.


Fuente: El Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *