24 Noviembre, 2015

Perito informático

EL PERITO INFORMÁTICO

La función del perito informático es la de analizar elementos informáticos en busca de aquellos datos que puedan constituir una prueba o un indicio útil para el litigio jurídico al que ha sido asignado.

Las tareas a desarrollar por el perito informático no son distintas de la de otros peritos judiciales.  Deberá recopilar la información que es puesta a su disposición y analizarla en busca de los datos que el juez le ha requerido con el fin de emitir un informe o dictamen en donde plasme las conclusiones de la investigación realizada.

El perito debe contar con especificidad, ya que, como en todas las profesiones, es importante la especialización del profesional dado lo extensa y cambiante que es la materia informática. Por ello resulta indispensable contar con profesionales experimentados y especializados tanto en hardware como en software, que interactúen para lograr los objetivos de la investigación.

LA PRUEBA PERICIAL. LEGISLACIÓN APLICABLE

En lo que se refiere a pruebas periciales informáticas, hay que tener en cuenta, que no siempre se relaciona con delitos informáticos exclusivamente, es decir, no siempre que la informática forma parte de un asunto judicial es con motivo de un delito.

La informática puede verse implicada, por ejemplo, cuando es utilizada como medio de un delito; cuando la informática es el objeto propio del delito (ej. compra de software ilegal); cuando tiene lugar en el conflicto de forma colateral, pero en ocasiones, determinante; los incumplimientos de contratos de programación y desarrollo.

Las pruebas periciales informaticas, para el mundo legal, son una ciencia auxiliar, para brindar al juez, en diversos aspectos, un apoyo más que permita iluminar sobre los puntos, que por su especialidad no alcanza a interpretar.