Un hacker español tumba más de una veintena de páginas web del referéndum

Las páginas que cerró eran webs de la Generalitat en las que se explicaba cómo votar, donde dirigirse, así como páginas web que usaban para organizarse los colegios.

No sólo la Guardia Civil y la Policía Nacional cerraron ayer páginas web de la Generalitat y los colegios para evitar que tuviera lugar el referéndum. A primera hora del 1-O al menos un hacker español hizo lo propio: hackear páginas web de la Generalitat y de los colegios para evitar que los ciudadanos pudieran votar en cualquier colegio electoral de Cataluña, según una información facilitada a este periódico. El método empleado para impedir el llamado “censo universal”, poder votar en cualquier colegio electoral de Cataluña sea o no el que te corresponde por tu empadronamiento por este hacker fue “DDos. Es un ataque de denegación de servicios. Colapsas la página web porque haces muchas peticiones a la vez. Así un solo usuario puede hacerse pasar por un millón o 500 millones al replicar”, explicaron las fuentes consultadas. Ayudado con varios equipos informáticos a la vez, el hacker logró tirar “más de 20 páginas web”. “Cada 5 segundos mandó 10.685 peticiones que fueron subiendo hasta que reventó una a una cada página”, añadieron las mismas fuentes.

Las páginas que cerró eran webs de la Generalitat en las que se explicaba cómo votar, dónde dirigirse, así como páginas web que usaban para organizarse los colegios. Eso implica que el censo virtual no estuvo disponible, por lo que los miembros de las mesas tuvieron que apuntar a mano las identidades de las personas que acudían a votar, y que además, los ciudadanos que querían acudir a votar no podían ver a qué colegio acudir si el suyo estaba cerrado, o donde estaba la Policía o donde se necesitaba más ciudadanos para evitar que cerraran los colegios electorales. El resultado de la labor realizada por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la de este hacker es el mismo. La diferencia radica en el mensaje. Así, mientras las webs clausuradas por la Guardia Civil y la Policía ponía que la página ha sido intervenida y se encuentra a disposición de la autoridad judicial, en las de este hacker no había mensaje, sólo que daba error 404 o que no se conectaba con el servidor.

Ahora bien, cuando uno torpedea una página web, o en su caso más de una veintena, esto no quiere decir que los afectados se queden de brazos cruzados. De hecho, a raíz de todos estos problemas con las páginas y el sistema informático del censo, en Cataluña se empezaron a organizar por Telegram, facilitando toda la información sobre a qué colegios acudir, donde se necesitaba gente, dónde estaba la policía, etc. Pero eso sí, los miembros de las mesas tuvieron que trabajar de forma manual.

 


Fuente: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *